Cargando el clima

Clima en mi ciudad

El cultivo de ajo ogánico; la experiencia de Agrícola Los Rancheros.
Ing. Carlos Narváez, Director de Operaciones de Agrícola Los Rancheros.
En Portada
2018-07-10
El cultivo de ajo ogánico; la experiencia de Agrícola Los Rancheros.
Ing. Carlos Narváez, Director de Operaciones de Agrícola Los Rancheros.
En Portada
2018-07-10

Esta agrícola con operaciones en tres estados del país, nos explica los resultados obtenidos en su programa de ajos orgánicos, como alternativa a la producción de ajos convencional.

Por ser una especia presente en prácticamente todos los platillos del mundo, el ajo se ha sumado a la lista de cultivos en los que el mercado consumidor amplía sus exigencias y el modelo de producción se enlista en éstas nuevas necesidades. Agrícola Los Rancheros, de Aguascalientes es una de las empresas que han expandido sus operaciones en la producción de ajo al modelo orgánico –a la par del modelo convencional- dando a su canal de distribución una opción para mercados más exigentes. Este es un extracto de la entrevista, del Ing. Carlos Narváez, Director de Operaciones de Agrícola Los Rancheros y Agustín Gómez Contreras, Coordinador de la unidad de producción orgánica de la agrícola, quienes nos explican los alcances de este modelo de producción, sus ventajas y retos para lograr un cultivo óptimo acorde a las necesidades del mercado. Primero charlamos con el Ing. Narváez, quien nos explicó la situación del mercado para este producto y los objetivos de agrícola Los Rancheros al producir ajos bajo el modelo orgánico.

Ing. Carlos ¿qué están haciendo en la producción de ajos orgánicos?

Somos una agrícola con mucha experiencia en la producción de ajos, y recientemente estamos incursionando en el segmento orgánico, el cual, estamos explorando agronómicamente y comercialmente; y de la variedades, la que mejor se ha comportado al día en este modelo de producción es Piedra Blanca; un ajo blanco, de “diente” grande, del cual, tenemos aproximadamente seis hectáreas. La producción orgánica, a diferencia con la producción convencional, solo usamos productos de origen orgánico, natural y certificados que están en el mercado y contienen sustancias de origen vegetal u otros componentes naturales; también fertilizantes minerales, animal -como extractos de pescados-, también humus de lombriz, que en conjunto nos proporcionan un ajo natural sin fertilizantes químicos, ni agroquímicos; esto nos permite producir un ajo certificado y apegado en su totalidad a la regulación orgánica.



¿La producción está destinada para el mercado nacional o de exportación?

En México, desafortunadamente, no tenemos la cultura de consumo orgánico, por lo que, prácticamente, esta producción está enfocada al mercado de Estados Unidos.

¿Cómo nació esta necesidad de producción orgánica de ajo? ¿Nació por la demanda de los comercializadores en Estados Unidos o de ustedes como productores por explorar nuevos mercados?

enemos varios años trabajando la producción convencional y a partir de que los mercados nos piden ajo orgánico, iniciamos el cambio a un cultivo diferente, que lleva otra expectativa, otro manejo y cambiamos un poco a producir orgánicos; estamos en un proceso de cambio, hoy tenemos cerca de seis hectáreas y de acuerdo a como vayamos viendo la demanda y la aceptación del consumidor, veremos si seguimos o expandimos la parte de orgánicos. En México, consumimos poco ajo orgánico, la mayor parte son de producción convencional; pero creo que al paso de los años –y quizá, ya no seamos nosotros, sino nuestros hijos- se verá crecer este consumo.



Conociendo las tendencias del mercado consumidor -sobre todo de Estados Unidos y Canadá- ¿qué tan factible es, que en un futuro el consumo sea orgánico?

Creo que sí, la tendencia es que poco a poco los países más consumidores de orgánicos, crezcan aún más este consumo, y nosotros como productores podríamos crecer de acuerdo a que nuestro producto tenga un precio rentable y que tenga un atractivo retorno costo de producción- beneficio, entonces, esto nos permitiría crecer en superficie.

REJ ¿Que viabilidad tienen de alcanzar su objetivo?

Lo veo muy posible; mejor que el año pasado que fue drástico, los precios hicieron irredituable la temporada, pero veo este año mucho más alentador, pienso, que cómo vamos y los volúmenes y calidad que tenemos, vamos a llegar al objetivo planteado y que el mercado no se pondrá drástico como el año pasado; ahorita, llevamos un volumen alto en las fronteras, pero la situación del transporte y las nuevas regulaciones en Estados Unidos, afecta, así como los volúmenes de producción de Sinaloa.

En la situación actual del mercado, ¿ya hay una diferenciación de precios o un gusto del consumidor por del ajo orgánico?

Hasta ahora no, y cultivar ajos orgánicos nos cuesta aproximadamente un treinta por ciento más que un cultivo de ajos convencional, y el mercado no paga este aumento de costo; pero, estamos trabajando este segmento para que los consumidores lo vayan conociendo, para que el producto se vaya posicionando; que la gente lo vaya conociendo, pero el valor, la rentabilidad no es grande, porque el consumidor todavía no paga la diferencia en precio, pero vamos a seguir trabajando; ya que para nosotros, Los Rancheros, conocer más este cultivo y otros es estratégico.

En cuestión de manejo ¿han sentido un cambio drástico en cuanto al monitoreo de los problemas fitosanitarios?

No es muy drástico el cambio, es algo muy parecido al convencional, nos enfrentamos a las mismas plagas, las mismas enfermedades, el mismo desarrollo del cultivo, solo que le manejo cambia en la parte de cómo usar y manejar los productos; que se debe aplicar en el manejo orgánico; pero es cuestión de ir conociendo nuevos productos para control de plagas o de enfermedades en el suelo, conocer y buscar otras alternativas de productos para la nutrición, para el mejoramiento del suelo y otros necesidades; en nuestro caso, como agrícola, tenemos el respaldo de nuestros ingenieros, de mi hijo, que está también en la parte de producción orgánica. Vamos avanzando, vamos conociendo cada año algo nuevo de este sistema y adquirimos experiencia en este cultivo. Finalizó

La clave para producir un buen ajo orgánico es tener buen cuidado de la raíz: Agustín Gómez Contreras, Coordinador de la unidad de producción orgánica de Agrícola Los Rancheros.

En los campos de la agrícola en Aguascalientes, hay cultivos establecidos de chiles anchos, jalapeños, tomate rojo y ajos, de las variedades perla, con manejo convencional y ajo piedra blanca orgánica y convencional.

En cuanto a patógenos ¿cuáles son los principales problemas que tienen en la agrícola?

Básicamente, nuestro principal problema es en la raíz de la planta, ya que para tener un buen cultivo, se tiene que tener una buena raíz, por lo tanto, nuestro principal problema en cultivo de ajo orgánico es fusarium; del cual, es un poco más complicado el control con el manejo orgánico, porque buscamos un cultivo sano y el control es a partir de microorganismos benéficos, pero la pregunta es ¿cuáles microorganismos benéficos utilizar?, y las opciones que tenemos son básicamente Trichodermas y bacilos, lo que reduce nuestras opciones, por lo que hemos trabajando diferentes cepas de microorganismos, se han hecho algunas confrontaciones de estos microorganismos benéficos con patógenos y a partir de estas confrontaciones, decidimos cuales son las mejores opciones, dependiendo el tipo de enfermedad o problema que se nos presenta.

En cuanto al desarrollo y rendimiento del cultivo ¿qué diferencias observan con el modelo orgánico y el convencional?

Bueno, sabemos que un producto de control orgánico no es cien por ciento eficiente como el producto químico, ya que un producto orgánico te dará un cuarenta o cincuenta por ciento de eficiencia, a diferencia de un químico, que te podría controlar una enfermedad en un setenta a ochenta por ciento, esa es la diferencia.

En cuanto a plagas ¿cuáles son los principales problemas que tienen el campo?

Nuestras principales plagas, básicamente son trips, que en etapas de temperaturas elevadas, son muy persistentes y al inicio del cultivo es la larva de la mosquita de la cebolla, que en conjunto, son las principales plagas y vectores de virus, por lo que trabajamos continuamente para encontrar nuevos productos, con mayor eficiencia para el control; hemos estado abiertos a todos los insumos orgánicos; siempre y cuando sean aprobados por el auditor.

Del abanico de opciones orgánicas con las que cuentan ¿hay una solución para cada uno de los problemas?

Para el manejo de malezas, todo es manual, no podemos utilizar herbicidas químicos u hormonales, todo es manual, y los insecticidas y fungicidas que utilizamos, están básicamente hechos de microrganismos, otros a base de extractos botánicos, minerales, etc.



Viendo el desempeño del manejo orgánico ¿qué viabilidad económica y agronómica hay para mantener o ampliar las operaciones con este manejo?

Creo que la tendencia es buena, cada vez más, los mercados piden más este tipo de cultivos; buscan más alternativas. En México, desafortunadamente la cultura de consumo no está enfocada hacia los orgánicos, pero nosotros tenemos que ver esa opción, tanto como para nosotros, como para nuestra descendencia.

¿El manejo orgánico permitirá repoblar los suelos con microorganismos benéficos?

Si, todo es enfocado hacia la salud, tanto del consumidor, de los trabajadores del campo y del medio ambiente, hay más beneficios que con un producto convencional. Cuando consumimos un producto convencional, inconscientemente estamos acumulando productos químicos en nuestro cuerpo, lo mismo sucede con el suelo; por lo que creo que tenemos también que fomentar la educación hacia la producción orgánica.

Para la aplicación de fertilizantes orgánicos a través del riego por la cintilla Reserve de Rivulis ¿que desempeño observaron, considerando que los productos que aplican son extractos que favorecen los taponamientos de la cinta?

Para nosotros, ha sido una muy buena experiencia utilizar esta cintilla para estos cultivos, ya que se lleva aproximadamente 210 días desde la plantación a la cosecha, y tenemos que tener garantía de homogeneidad en la humedad en el cultivo en todo este tiempo. Aplicamos insumos que no son tan solubles, que traen impurezas debido a su origen vegetal, mineral o animal, entonces, esta cinta ha tenido muy buen desempeño, hay una homogeneidad en el riego; por ejemplo, he notado que las cabeceras de los surcos no presentan ese efecto de orilla que normalmente se ve. En las pendientes, el cultivo es uniforme, cuando con otras cintas esto impactaba en el tamaño y calidad del cultivo. Ahora tenemos un cultivo uniforme. En lo personal, me ha gustado mucho la cinta, su desempeño, e incluso algunas personas que han visitado nuestros campos han preguntado qué tipo de cinta tenemos, lo que habla de que notan la calidad del cultivo. En conjunto podemos decir que se han tomado buenas decisiones en el campo y los resultados están a la vista.



Descarga nuestra app