Cargando el clima

Clima en mi ciudad

Agrícola Karely, 25 años abriéndose paso en la industria hortícola
Ing. Fidel Beltrán, Director General de la ag
México
2018-03-20
Agrícola Karely, 25 años abriéndose paso en la industria hortícola
Ing. Fidel Beltrán, Director General de la ag
México
2018-03-20

El Ing. Fidel Beltrán, Director General de la agrícola nos habló de sus estrategias de posicionamiento y crecimiento de su empresa; así como sus objetivos a mediano y largo plazo.

“El campo es mi vida y siempre he vivido en él”

“El campo es mi vida y siempre he vivido en él” fue lo que el ingeniero agrónomo Fidel Beltrán Sauceda, Director General de Agrícola Karely mencionó con entusiasmo, al hablar de sus inicios y de los proyectos futuros de su agrícola.
Esta empresa, que desde hace 25 años se ha abierto paso en la industria agrícola, es ejemplo por su constancia y crecimiento. Su fundador, quien fuera un profesionista ejemplar en otras agrícolas, decidió que había llegado el momento de buscar independencia e iniciar sus propios proyectos. Así nació la historia de Fidel Beltrán, quien como muchos casos de éxito, inició desde abajo, -en su caso, con una siembra de dos hectáreas de tomate en Navolato, Sinaloa y una pequeña superficie de frijol y maíz- Ese, considera, fue el inicio de su historia y su aliciente para crecer.
Hoy, agrícola Karely, genera un gran número de empleos y mantiene un canal de comercialización de hortalizas al mercado de Estados Unidos. El crecimiento, aunque enfrentando diversos retos, mantiene viva la vena empresarial, latente en los últimos 14 años -cuando inició la exploración del mercado extranjero- atravesando un proceso de tecnificación en sus campos, y posteriormente dando el gran paso, al instalar su primera banda de selección y empaque, hasta llegar a la mecanización y automatización del proceso de empaque, cuarto frio, y consiguiendo las diferentes certificaciones para exportación.

Para conocer, este caso ejemplar de constancia, buenas prácticas agrícolas y crecimiento, Revista El Jornalero visitó los campos e instalaciones de empaque de Agrícola Karely, para conocer de voz de Fidel Beltrán, su Director General, los orígenes de su agrícola, así como sus retos actuales y objetivos a mediano y largo plazo.

REJ. ¿Ingeniero Fidel, que alcance tiene la operación de Agrícola Karely?

Nuestra agrícola ha mantenido un ritmo de crecimiento y exploración de nuevos cultivos; por tal razón, mis hijos están apoyando y contribuyendo en el crecimiento de nuestra agrícola; con esto redoblamos esfuerzos. Actualmente, tenemos una superficie de 90 hectáreas de tomate en campo abierto, más 32 hectáreas de pepino en mallasombra.

REJ ¿Cuál es el objetivo de la producción de su agrícola, y hacia qué mercados esta dirigida?

El objetivo de Agrícola Karely es exportar a Estados Unidos el 90% de su producción; tenemos diversos canales de comercialización, ya sea por la frontera de Nogales, Tijuana o McAllen, representando esta ultima el 70% de nuestro volumen de exportación.

REJ ¿Qué tamaños y características de tomate solicita actualmente el mercado?

El mercado pide tamaños grandes, jumbo, XL y L colores 2, 3, y máximo 4, que es, donde hay mayor potencial de precio. Esta temporada se ha venido complicando; la cuestión del precio de venta de la fruta, un problema de transporte surgido en Estados Unidos; todo esto, nos ha afectado en inventarios y se han bajado un poco los precios. En este momento, procuramos como estrategia y como forma de regular el precio, no mandar tamaños chicos a Estados Unidos y dejarlos para el mercado nacional.

REJ ¿Cuáles son sus objetivos de producción para este ciclo?

Buscamos producir 8,000 cajas de exportación por hectárea y tener un flujo constante de producto, procurando tener una nivelación de precios, irnos por un número predeterminado de bultos; esa es nuestra proyección; queremos mantener en el campo y en el empaque la misma calidad.

REJ ¿Que viabilidad tienen de alcanzar su objetivo?

Lo veo muy posible; mejor que el año pasado que fue drástico, los precios hicieron irredituable la temporada, pero veo este año mucho más alentador, pienso, que cómo vamos y los volúmenes y calidad que tenemos, vamos a llegar al objetivo planteado y que el mercado no se pondrá drástico como el año pasado; ahorita, llevamos un volumen alto en las fronteras, pero la situación del transporte y las nuevas regulaciones en Estados Unidos, afecta, así como los volúmenes de producción de Sinaloa.

REJ. Siendo gran parte de su producción de tomate con materiales determinados, ¿cuál ha sido su estrategia para competir con agrícolas que gran parte de su superficie están establecidas con variedades indeterminadas?

Nosotros año con año establecemos nuestro campo experimental donde probamos las diversas variedades en el mercado y diversos manejos, y en una de las variedades (8579) observamos que a una densidad de 55 centímetros entre planta y planta (ó 10 mil 600 plantas por hectárea) se facilita su manejo; tenemos menos problemas de Stemphylium, bacterias, y otras enfermedades foliares y con los desbrotes que llevamos, obtenemos una fruta de mayor calidad, más grande, que nos genera un buen porcentaje de jumbo XL, que es lo que buscamos; porque hay una diferencia muy grande en precio de venta entre tamaños grande y tamaños medianos, entonces, preferimos tener un poquito menos de bultos, pero con más calidad y al final de cuenta, en costo- beneficio nos da un saldo positivo.

¿Cuál sería su mensaje para otros agricultores, que son nuevos en el negocio?

Yo les diría a todos mis colegas, a la gente nueva, a quienes son futuro de este país; a los que traen innovaciones; que hay que estar tecnificados, hay que trabajar, no hay que hacer lo que toda la vida venimos haciendo, hay que ver las variedades nuevas y sacarles el potencial; hay que pelear por lo que el mercado realmente nos esté pidiendo; hay que buscar calidad no cantidad; ese el futuro, es lo que nos va a sacar adelante. También, le digo a mis colegas que vayamos preocupándonos un poquito por estabilizarnos en las siembras, hay que ver los problemas que tenemos ahora con tanta producción, porque nosotros somos los del problema, no son los productores de otros estados, somos los productores de Sinaloa quienes tenemos alta producción; entonces, necesitamos regular la siembra y tecnificarnos un poquito más; trabajar mucho en la cuestión de las certificaciones, que son muy importantes por la inocuidad y todo lo que traemos; a eso los invito, a hacer un buen esfuerzo.

¿Cómo espera ver su agrícola y su equipo de trabajo en los próximos cinco o diez años?

La verdad, se lo dejaría principalmente a mis hijos, y aunque me queda mucha lucha por delante, creo ellos llevaran el negocio a un nuevo nivel. En lo personal, quisiera ver una agrícola muy tecnificada, no importa que sea chica, pero con plantaciones en casa sombra o invernaderos; porque ese el futuro, para allá vamos. Pienso que hemos avanzado en años difíciles, otros buenos, pero vamos pasito a pasito; entonces, pienso que en diez o quince años, podemos lograr una agrícola muy firme y con buenas expectativas de mercado.

Descarga nuestra app